Cordial Saludo,

Para el Movimiento de Afectados por Represas de América Latina, conformado por movimientos y organizaciones de afectados de 14 países de Latinoamérica es de gran preocupación que el primer juicio sobre el Asesinato de Berta Cáceres haya contemplado la exclusión de las víctimas y sus representantes legales. Desde nuestra experiencia de acceso a la justicia hemos constatado que la imposición de representación legal no contribuye a la búsqueda de la verdad, que es el objetivo principal del juicio relacionado con el asesinato de Berta Cáceres e intento de asesinato de Gustavo Castro.

Además, nuestra preocupación aumenta con que Gustavo Castro estuvo retenido por varios meses en Honduras por el Sistema de Justicia Hondureño y ahora, en este juicio, se impide su participación.

Rogamos se dé claridad a la comunidad nacional e internacional sobre las motivaciones de estas decisiones y se aclare de qué manera se ha respetado los protocolos internos de la justicia Hondureña pues hemos tenido conocimiento que el Tribunal presidido por Esther Flores conoció el proceso mientras existía un amparo previo dejando entredicho la legalidad del juicio.

Alertamos sobre estas preocupaciones e irregularidades a la comunidad internacional y a la Comisión Interamericana de Derechos humanos.

Atentamente, Movimiento de Afectados por represas de América Latina conformado por: MAB, Movimento dos Atingidos por Barragens, Brasil; FUNPROCOOP, Fundación Promotora de Cooperativas, El Salvador; MADJ, Movimiento Amplio Dignidad y Justicia, COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras; Centro Marthin Luther King, Cuba; Red en Defensa del Agua de Panamá; Patria Grande, Argentina; ACODET, Asociación De Comunidades Para El Desarrollo, Defensa de La Tierra y Los Recursos Naturales, CPO, Consejo de los Pueblos Mayas, Guatemala; COPUDEVER, Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, Otros Mundos Chiapas de México; Convergencia Socialista, Paraguay; Patagonia sin Represas, Chile; CRBZ, Corriente Revolucionaria Bolívar Zamora, Venezuela; Asociación Pescadores de Cachuela Esperanza, Bocinab, Bloque de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Norte Amazónico de Bolivia, Rondas Campesinas de Perú y el Movimiento Ríos Vivos Colombia.