LA DISPUTA POR EL CONTROL DEL AGUA

La ONU ha declarado el Derecho Humano al agua, por lo tanto cualquier intención de mercantilizar este bien público debe ser públicamente condenado.

La juventud estudiantil se ha manifestado junto a los movimientos sociales presentándose a la Asamblea Legislativa, en las calles y  plazas públicas de San Salvador, pero los partidos de derecha en la Asamblea Legislativa siguen sin escuchar al pueblo.

Parece ridículo que ANEP  presentara una posición aclarando que están en contra de la privatización del agua; el punto sustancial es que, en la propuesta que se está trabajando en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, es del interés privado agenciarse mayoría en el ente rector y quienes conformarían su Junta Directiva; por tanto estamos frente a una lucha de poder sobre quienes deciden cómo se regulará política  hídrica nacional.

Rechazamos con contundencia que en el ente rector haya representación privada en nombre del Estado. No se puede trasladar a interés privado el control de la decisión sobre el agua, la  actual propuesta que se discute en la Asamblea Legislativa está buscando privatizar la institucionalidad del agua (con intereses para empresarios y no para la población).

Solo aceptaremos el carácter estatal (público)  del ente rector que integre ministerios públicos del gobierno central, gobiernos locales y amplia participación ciudadana desde la base: articulando comités de cuencas, juntas de agua, usuarios, movimientos populares y con una entidad sancionadora de abusos privados. Seguiremos insistiendo y llamamos a recoger firmas para hacer el llamado a la Asamblea Legislativa a escuchar al Foro Nacional del Agua, Movimiento de Afectados por Represas de América Latina (El Salvador), Alianza Nacional Contra la Privatización del Agua, Colectivo Socioambiental, al Ministerio del Medio ambiente, a las universidades, al resto de movimientos sociales que seguimos exigiendo el respeto al pueblo salvadoreño.

Por una buena gobernanza del agua, aún cuando hayamos avanzado con un ente rector estatal, nos mantendremos en una posición de rechazo a su privatización, garantizar su acceso de calidad y evitar abusos de la empresa privada en contra de la población salvadoreña.

Vínculos relacionados: