Parte de la línea estratégica del plan de FUNPROCOOP, así como del PDLS de la Reserva de la Biósfera Apaneca-Ilamatepec (RBAI), los que hemos hecho propios junto a los actores locales del municipio de Izalco. Los productores nos demuestran una cultura de recuperación de suelo, bajo la concepción indígena «la madre tierra» cuidándola y respetándola, una cosmovisión a la que estamos comprometidos en seguir rescatando por el cuido de los bienes comunes en la RBAI.

Aplaudimos las obras de conservación: barreras vivas y manejo de rastrojo, así como la incorporación prácticas de fertilización orgánica con la que los cultivos se han desarrollado (foliares y bocashi). Es un esfuerzo que incorpora de formación de personas productoras, dotación de material vegetativo, asistencia técnica permanente y trabajo colectivo en la cooperativa Las Lajas de R.L.

Esta es la base para continuar con la implementación de las casas de semillas (bancos de germosplasma) de variedades propias de la RBAI y centros de producción de insumos orgánicos. Agradecemos el apoyo que nos dan para esta estrategia el FIAES y el CCFD-Terre Solidaire y al compromiso de los beneficiarios.